La importancia de los objetivos intermdios

La importancia de los objetivos intermedios viene determinado por el gran valor que tiene el mantenimiento de la motivación durante la partida. La consecución de cada uno de ellos indica la cercanía del objetivo final y propician un fortalecimiento de la autoconfianza del jugador. Estos objetivos, pueden ser clasificados como objetivos de resultado y de proceso, manteniendo las características propias de los objetivos (ser un reto, realista y específico). La consecución de los objetivos de proceso favorece que el deportista mejore y fortalezca su autoconfianza y motivación en la consecución de los objetivos a medio y a largo plazo. Este efecto puede ser conseguido con independencia de no haber conseguido el objetivo de resultado, siempre y cuando se produzca en una determinadas circunstancias. Por ejemplo, puede ser que en el camino para poder ganar el torneo del club (objetivo de resultado a largo plazo) no hallamos conseguido quedar entre los tres primero en un torneo previo organizado por el club (objetivo de resultado progresivo intermedio), pero sin embargo hemos conseguido mejorar el golpe del tee y los golpes del putt (objetivo de proceso intermedio progresivo). La decepción de no haber conseguido este objetivo de resultado no impedirá que el golfista siga actuando con confianza y motivación por el objetivo a largo plazo, pues sabe que ha cumplido los objetivos de realización que llevan a tener más posibilidades de quedar entre los tres primeros. Si no hubiese conseguido sus objetivos de proceso, primaría la percepción de haber jugado mal.

El objetivo a corto plazo es el paso más inmediato para conseguir el objetivo a largo plazo, verdadero leitmotiv donde hay que centrar la atención. El objetivo a corto plazo debe estar enmarcado dentro del camino para conseguir el objetivo a largo plazo. Estos objetivos siguen el miso planteamiento que los objetivos a largo plazo diferenciándose únicamente en su ubicación temporal. Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo anterior, antes de ganar el torneo del club el objetivo es mejorar la precisión de los golpes de approach, especificando cómo se va a medir la mejora (p.e. metros de avance en función del palo utilizado, o por los metros de distancia al green o a la bandera, etc).

Por último, los objetivos prioritarios inmediatos son objetivos que se plantean para resaltar aquellas cuestiones más importante en cada momento y relacionadas con los objetivos que se deban cumplir. Por ejemplo, si antes de una sesión de entrenamiento cuyo objetivo es la mejora de agarre del palo durante el golpeo, un objetivo prioritario inmediato puede ser centrar la atención en la posición de la mano al golear.

La intención de todos estos objetivos es conseguir que el jugador desarrolle una forma de evaluación de su rendimiento objetiva. Esta forma de evaluación conlleva una influencia favorable sobre variables psicológicas determinantes para el rendimiento como la motivación, la autoconfianza, la atención y el nivel de activación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de la Ciencia: (6) Sobre el origen del término deporte

Cuentos de la Ciencia: (3) Alicia en el país de la maravillas y las metáforas de la ciencia