Cuentos de la Ciencia: (3) Alicia en el país de la maravillas y las metáforas de la ciencia

Cuando se habla de Martin Gardner  (Tulsa, Oklahoma, 21 de octubre de 1914 – Norman, Oklahoma, 22 de mayo de 2010),  divulgador científico y filósofo de la ciencia estadounidense, muy popular por sus artículos y libros de matemática recreativa, no se puede pasar por alto su libro "Alicia anotada" (Ed. Akal) donde va analizando cada una de la metáforas matemáticas planteadas por Lewis Carrol (Charles Lutwidge Dodgson, 1832-1898).

video
Una de las primeras notas que escribe Gardner sobre la entrada de Alicia en la madriguera del conejo y su caida, es la 2, donde cita, "(...) Es interesante señalar que en el caopítulo VIII de su novela Sylvie and Bruno, Carroll describe la dificultad de toma té en el interior de una casa cayendo, así como en casa lanzada hacia abajo con una acelaración aún mayor, anticipandose en cierto modo al famoso "experimento del pensamiento" en el que Einstein utiliza la caída de un ascenso imaginario para explicar determinados aspectos de la teoría de la relatividad"(p.27). Es importante recordar que Lewis Carrol (Charles Dodgson) conocía los trabajos de Henri Poincaré, el problema de los tres cuerpos como inicio de la Teoría del Caos y sus aportaciones a la Teoría de la Relatividad (por supuesto antes de que Einstein formulará el segundo postulado general de la Teoría de la Relatividad.

video
Una de las notas que personalmente me atraen más es la relativa al gato Cheshire (p.80, nota nº2), Gardner escribe "Sonríe como un gato de Cheshire era expresión corriente en tiempos de Carroll. Se desconoce su origen. Las dos principales teorías son (1) Un pinto de nombre, natural de Cheshire (condado donde nacio Carroll, dicho sea de paso)pintaba leones sonrientes en las enseñas de las posadas de la región (veáse Notes and Queries, num.130; 24 de abril 1852, pág. 402); (2) Los quesos de Cheshire se moldeaban en otro tiempo en forma de un gato sonriendo (veáse Notes and Queries, num.55; 16 de noviembre 1850, pág. 412). "Esta tiene un atractivo carroliano especial", escribe la doctora Phyllis Greenacre en su estudio psicoanálitico de Carroll, "ya que sugiere la fantasia de que el gato de queso puede comerse a la rata que quiera comerse el queso". El fato Cheshire no aparece en el manuscrito original de Alice's Adventures Underground"


Cuando Alicia le pregunta al gato:
-Minino de Cheshire - empezó, un poco timidamente, ya que no sabía si le gustaba que le llamasen así; pero al Gato se le ensancho la sonrisa. "Vaya, de momento parece complacido", pensó Alicia, y prosiguió-: ¿te importaría decirme, por favor, que dirección debo tomar desde aquí?
-Eso depende en gran medida de adonde quieres ir -dijo el Gato.
-No me importa mucho adónde...-dijo Alicia.
-Entonces, da igual la dirección -dijo el Gato (p.85)
video
A este dialogo, Martin Gardner añade la nota número 6 (p.86), donde a parte de señalar la novela de Jack Kerouac (a propósito de un dialogo similar) como digna de olvido, escribe "(...) John Kemeny pone la pregunta de Alicia, y la respuesta del Gatp, en el encabezamiento del capítulo sobre la ciencia y los valores de su libro , "A Philosopher Looks at Sciencie", 1959. De hecho, cada capítulo del libro de Kemeny va precedida de una de las citas de Alicia. La respuesta del Gato expresa con toda precisión la eterna fisura entre la ciencia y la ética. Como señala Kemeny, la ciencia no puede decirnos adonde ir, pero después de tomada esta decisión en otro terreno, si puede decirnos la mejora manera de llegar."

Alicia anotada está llena de metáforas que personalmente utilizo en mis clases dedicadas a la Fisolofía de la Ciencia. Una forma amena de acercarse a este ámbito.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de la Ciencia: (6) Sobre el origen del término deporte