Cuentos de la Ciencia: (5) Ortega y Gasset y el deporte








El gran Ortega siempre presente. Uno de los pensadores españoles más europeos y carismáticos. Compartió época de incertidumbres con el gran Don Miguel de Unamuno. Acompañante de Einstein en su visita a España en 1923 y que cuando éste le pregunta a Ortega "por qué una idea tan abstracta como la relatividad podía tener tanto interés para las masas. Ortega, con su habitual perspicacia, respondió tras comentar la necesidad de llenar las ilusiones de las personas tras una guerra triste: Se halla vacante la fe de los hombres. En tal circunstancia aparece la obra de usted, donde se dictan leyes a los astros, que éstos acatan. Los fenómenos astronómicos han sido siempre fenómenos religiosos para las multitudes humanas; en ellos la ciencia confina con la mitología y el gnio científico que los domina adquiere un nimbo mágico. Es usted, Sr. Einstein, el nuevo mago, confidente de las estrellas"(de Azcarraga, 2007).

Iniciador de corrientes de pensamiento como Historicismo y Filosofía de la vida (1901-1917), Historicismo y vitalismo (1918-1929) y Filosofía de la Historia (1930-1945)...

Ortega y Gasset también escribió un texto poco conocido, titulado "Origen deportivo del estado" en el que destaca el derroche espontáneo de fuerza por el placer de la propia realidad. Este autor postula que "todos los actos utilitarios y adaptativos, todo lo que es reacción a premiosas necesidades, son vida secundaria. La actividad original y primera de la vida es siempre espontánea, lujosa, de intención superflua, es libre de expansión de una energía preexistente (...) esto nos llevará a transmutar la inveterada jerarquía y considerar la actividad deportiva como la primaria y creadora, como la más elevada, seria e importante en la vida, y la actividad laboriosa como derivada de aquella, como su mera decantación y precipitado. Es más, vida propiamente hablando es sólo la de cariz deportivo, lo otro es relativamente mecanización y mero funcionamiento" (Ortega y Gasset, 1966, p.609-610). 

Ortega iniciador de corrientes de pensamiento en Europa no permaneció ajeno ni a la ciencia (en su publicación "El tema de nuestro tiempo" hace toda una exaltación de la Teoría de la Relatividad -que en palabras del mismo Einstein debería haberse llamado y él llamaba "Teoría de Invariantes" ) ni al deporte.



Bibliografía

de Azcarraga, A. (2007). En torno a Albert Einstein. Su ciencia y su tiempo. Valencia: Publicaciones de la Universidad de Valencia.
Ortega y Gasset,J. (1966). Origen deportivo del estado. Obras Completas (pp.607‑624). Madrid: Espasa Calpe.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuentos de la Ciencia: (3) Alicia en el país de la maravillas y las metáforas de la ciencia

Cuentos de la Ciencia: (1) El cuento de Mario Bunge